La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

El paso del tiempo


Cuando estas líneas vean la luz, estaré dando vuelta a la hoja del calendario. Una simple hoja de papel que marca el paso del tiempo vivido y esconde el que aún resta por vivir. El tiempo es la gran incógnita, indescifrable y misteriosa, a la que el ser humano se enfrenta con la convicción de la derrota, de saber de antemano que nunca podrá dar con la definición correcta, a pesar de que los sesudos académicos y filósofos de todas las épocas, han coincidido en afirmar que “el tiempo es una magnitud física que mide la duración de los acontecimientos de nuestra vida terrenal que están sujetos a un cambio”. Así de simple, aunque en el fondo es como no decir nada, porque en realidad no nos aclaran (al menos a mi), dónde está el secreto, el principio o el fin de lo que llamamos tiempo.

En este día concreto, en que el sobre mis espaldas han caído seis décadas y un lustro de hojas de calendario, me vuelvo a formular la misma pregunta que vengo haciéndome desde que tengo uso de razón (si es que alguna vez la he usado), y sigo sin hallar respuesta. ¿Aprovechamos el tiempo? ¿Perdemos el tiempo? ¿Malgastamos el tiempo? ¿Tenemos tiempo? ¿Vivimos en nuestro tiempo? Así podría seguir hasta el infinito cuestionándome situaciones con la dichosa palabra, y a lo único que llego es a la conclusión de que no merece la pena dedicar ni un segundo a preguntarse, porque lo que realmente importa es vivir como si no hubiera un mañana. Lo que si importa es beberse la vida a grandes sorbos, saboreándola a fondo, aunque a veces sólo podamos disfrutar de la espuma efímera del vaso de nuestra existencia. Tiempo para vivir, sin tiempo para gozar.

Los clásicos, desde el tío de las cavernas, pasando por Horacio con su famoso ‘Carpe diem’, y acabando con Einstein han teorizado sobre el tiempo, aunque ninguno de ellos, que yo sepa, han dado con una solución que nos satisfaga plenamente. De modo que de nada sirve dar vueltas a las manecillas del reloj, o mirar como van pasando los dígitos en nuestros aparatos tan modernos, para darnos cuenta de lo breve que es la vida del ser humano, comparada con los miles de millones de años que dicen que tiene el universo. El poco ‘tiempo’ que se nos concede, a pesar de sabernos finitos, nos empeñamos en desperdiciar los preciosos instantes que se nos han asignado y nos dedicamos a fabricar ilusiones en vez de construir realidades. Vagamos por nuestro espacio creyéndonos dueños del mundo sin darnos cuenta de que, en el fondo, no somos mas que una partícula insignificante de algo que ni comprendemos ni llegaremos a comprender jamás. Somos solamente tiempo.

Espero, y deseo, que ustedes al leer estas líneas, no tengan la sensación de haber perdido el tiempo… Y si lo han hecho, les pido mil disculpas. En definitiva, y teorías de insignes pensadores al margen, cuando de verdad nos damos cuenta del tiempo transcurrido desde que nacemos es cuando, alcanzada cierta edad, nos vemos obligados a recurrir al oftalmólogo, al podólogo, al traumatólogo, al otorrinolaringólogo, odontólogo y demás ‘ólogos’ que a ustedes se les ocurra. Llegados a este extremo, sí podemos empezar a decir, como en el libro de memorias de Neruda: ‘Confieso que he vivido’. Y aún más, si se ha disfrutado plenamente del tiempo concedido, gritar alto y fuerte: ¡Que me quiten lo bailado! Amén.


Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: