La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Infeliz aniversario


Parece que fue ayer y ya ha pasado un año y dos días desde que comenzara la invasión de Ucrania por las tropas de Putin. Un año de guerra y desolación que, de momento, ha causado miles de muertos y millones de desplazados, huyendo de la amenaza de un loco megalómano que no duda en asesinar y destruir un país que desea vivir en paz. 

Trescientos sesenta y siete días de noticias en los informativos, de comunicados y partes de guerra, de llamadas de auxilio de familias que han tenido que acogerse a las ayudas internacionales para sobrevivir a los bombardeos rusos que cada día siembran el pánico y la destrucción.

En este mundo desquiciado en el que vivimos, la noticia de ayer queda tan lejana como si hubiera pasado un siglo. Se suceden a cada instante y apenas nos da tiempo a asimilarlas cuando ya han quedado olvidadas. Todo pasa deprisa, menos la angustia y la incertidumbre de millones de personas que tratan de sobrevivir y rehacer sus vidas, rotas en la mayoría de los casos, en países extraños, lejos de su tierra natal, privados de la oportunidad de decidir su futuro y, lo que aún es más cruel: destrozadas sus raíces y su historia.

La guerra, por más que nos empeñemos de teñirla de épica, forma parte del lado más oscuro de la humanidad desde que tenemos conocimiento escrito de nuestro deambular por este planeta. ¿Ha habido algún momento en la historia del mundo en el que el ser humano haya estado en paz?
Un año y dos días. Infeliz aniversario que vemos pasar en el calendario sin apenas reparar en la tragedia. Una fecha que pasará al olvido rápidamente, como tantas otras lo han hecho antes. Lo que sí me pregunto es ¿Dónde están ahora los pseudo-progres que caminaban tras la pancarta de ‘No a la guerra’ hace ahora 20 años? ¿Dónde están los culturetas vividores que vociferaban contra el gobierno? ¿Dónde están los defensores de la paz? Tal vez es que hay dos tipos de paz: la que interesa o la que nos da igual que haya o no. La paz que defendemos para salir en la foto y pasear luego en la alfombra de los Goya o la paz efectiva que acabe con los desastres de la guerra. 

Un aniversario infeliz que, conforme van sucediéndose los acontecimientos, mucho me temo que no será el último que nos tocará vivir. Y en tanto crece el número de muertos y de edificios destruidos, el resto del mundo seguirá mirando para otro lado, ignorando la cruda realidad. Mientras caen las bombas y surcan el cielo los misiles, los amantes de la paz seguirán mirándose al ombligo, pensando en la próxima entrega de premios y en lo que hemos evolucionado como sociedad. Una sociedad en la que, por muchos avances tecnológicos que tengamos a nuestro alcance, seguimos siendo tan cruelmente primitivos y despiadados como quienes habitaron en las cavernas y se enfrentaron a sus vecinos por un trozo de carne o un refugio mejor. ¿Humanos? A veces me asalta la duda de que lo seamos.

 

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: