La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

La magia de los números


Dicen los entendidos en la materia, que los números tienen una significación especial. Y aún más, los grandes expertos aseguran que ciertos números traen aparejada la suerte absoluta y quienes los poseen, gozan de ciertos privilegios que al resto de los mortales le son negados. 

Confieso que no soy persona que crea excesivamente en los poderes mágicos, bien de números, pata de conejo, piedras semipreciosas, cartas del tarot y demás artilugios, pero aun no creyendo demasiado, sí soy de la opinión de que, a veces el poder de sugestión y la fe (entendida en su más amplio sentido) hace que lo cotidiano, lo habitual, adquiera un carácter cuasi mágico.

Viene hoy a colación hablar de los números, concretamente del 14, por ser este guarismo el que más se ha repetido a lo largo de la pasada semana. Catorce son las copas que ha ganado el Real Madrid; catorce los títulos que ha logrado Nadal… ¿Casualidad, o es que el catorce es de verdad un número tocado por la varita mágica de la buena suerte? El colmo de la casualidad es la de un afortunado ciudadano rumano al que la lotería le ha sonreído en 14 ocasiones. Ustedes dirán si tiene o no poder el número catorce.

El catorce pertenece al grupo de los números kármicos, como también el 13,15,16 y 19. Todas aquellas personas que tienen un 14 en su vida, son personas nada materialistas, y hasta buscan combatir este mal. El número catorce significa la búsqueda de la felicidad, la aventura, el cambio constante. Suelen ser personas valientes y temerarias que no desaprovechan la ocasión para emprender nuevos caminos o arriesgar en los negocios.

Mientras decido si sigo apostando por este famoso número, les diré que la decisión no me va a resultar difícil: nací un 14; viví el número 14 de una conocida ciudad del sur; resido en mi domicilio actual desde hace 14 años; para llegar a mi casa debo subir 14 escalones; juego a la lotería un décimo acabado en 14; acerté una quiniela de 14 (se pagaba muy poco en aquella ocasión), y así una serie de sucedidos, todos ellos con el dichoso número por medio. ¡Como para no apostar por el 14! 

Y, por si fuera poco, les diré para finalizar, que se cumplen 14 hermosos años desde que Cuenca cuenta con el más famoso monumento a la inutilidad que jamás se haya construido. ¿Lo han acertado? Supongo que sí, y que están imaginando que se trata del Bosque de Acero. Pues ahí lo tienen, cumpliendo sus primeros 14 añitos. Un adolescente al que todavía nadie sabe que utilidad darle. Y lo que es peor aún, que quienes decidieron su construcción, todavía no han explicado para qué sirve el entramado de hierros sucios y descoloridos, y adornado con espléndidos graffitis. 

Tal vez el año que viene, como se acercan las elecciones, alguien salga a la palestra con alguna ocurrencia (que no es lo mismo que idea), para seguir lanzando cortinas de humo que alimentan falsas esperanzas y sueños que no sólo no se cumplen, sino que se quedan en simples ronquidos.

¡Zzzzzzzzzz! 

 

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: