La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Mentir o no mentir: esa es la cuestión


El diccionario de la RAE define el término mentira como “afirmación que una persona hace, consciente de que no es verdad”. Así de simple y rotunda la definición.

Mucho se ha escrito sobre la mentira a lo largo de los tiempos. Ilustres autores han dedicado miles de horas y centenares de páginas analizando la mentira y a quienes la utilizan de forma habitual. Ninguno de ellos la defiende y, es más, la critican y afirman que es uno de los peores males que sacude a la humanidad desde el principio de los tiempos, pues ya desde la biblia se habla de mentiras y de los mentirosos que se sirven de ella para beneficiarse o, cuando menos, para no perjudicarse.

La gente miente para quedar bien, para excusarse, para obtener lo que quiere, para no perder ciertos derechos, para dar una mejor imagen de sí misma, para no ofender o hacer sufrir a otras personas con la verdad o para postergar decisiones, bien por temor al rechazo o al posible castigo.
Aunque todos los autores coinciden en la maldad de la mentira, lo cierto es que ésta ha empezado a ser bien vista, sea cual sea la razón, en nuestra sociedad actual y con mayor frecuencia en el ámbito político en el que la mentira es moneda común, sin importar qué o a quién perjudica la ocultación de la verdad.

Hay estudios de reputados científicos que señalan que “quienes padecen algún trastorno de personalidad suelen mentir con frecuencia con el fin de obtener algo”. En el hipotético caso de que dichas afirmaciones fueran ciertas, señalarían a los dirigentes políticos como verdaderos trastornados…

¿Recuerdan a algún alto dirigente que diga la verdad? Sí, ya sé que generalizar nunca es bueno y se corre el riesgo de equivocarse, pero creo que en este caso no me cabe la menor duda de que no hay entre la clase política, nadie que diga la verdad, si siquiera cuando están en consulta frente a su médico de cabecera.

Quienes mienten, requieren de ciertas habilidades, de conocimiento y de planeación, ya que deben anticiparse a las cuestiones que les formulará su interlocutor, y la forma en que actuarán para poder controlar la situación.

Resulta triste que, en estos tiempos que vivimos, la verdad tenga escaso valor y se aprecie más la mentira y el engaño en sus más variadas formas: virtual o presencial.

Nos mienten todos y por todo. Nos engañan en las redes, nos venden paraísos que no existen y formas de vida inalcanzables para el 99.9% de los mortales (votantes que ponen en la cima a quienes, una vez conseguido el objetivo, nos van a mentir).

Díganme si no, qué podemos dar por cierto en este último año y medio que vivimos. ¿Cuántos muertos ha ocasionado la pandemia? ¿Cómo se generó? ¿Las vacunas son efectivas? ¿Hay suficientes para todo el mundo? ¿La factura de la luz no iba a aumentar su precio?

Unas cuantas cuestiones que, como la canción de Dylan, su respuesta está aún en el viento, como en el aire está otra que me sigo haciendo cada vez que escucho a nuestros dirigentes (y dirigentas) de los sucesivos gobiernos. ¿De verdad se creen lo que dicen? Si es así, tengo la sensación de que deberían acudir urgentemente a un buen psiquiatra, porque los síntomas son claros. Y si no se lo creen, doble razón para que dejen de marearnos con tantas patrañas y procuren que vivamos en paz. Ya que nos dicen mentiras, o lo que es peor aún, medias verdades, les pediría que no nos confundan más, ni traten de volvernos aún más idiotas de lo que ya nos consideran.

¿Y si todo lo que les he contado es una mentira? Ustedes son los que deben valorar.

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: