La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Por sus obras los conoceréis


La frase de los evangelios, concretamente en el de Mateo (capítulo 7, versículo 15), viene a colación en estos días de campaña en los que cada partido se esfuerza por ofrecer más que el rival y no escatiman en lanzar propuestas y promesas, sabedores de que no las van a cumplir.

Queda una semana para que llegue el gran día de las urnas, y tras el escrutinio, volveremos a lo de siempre: unos dirán que han ganado porque el votante siempre tiene razón y nunca se equivoca. Los perdedores dirán que quien ha ganado es la democracia (frase recurrente), y el sufrido ciudadano de a pie nos quedaremos con la misma cara de bobos, pensando en lo que está por venir… 

Me refería a la frase evangélica, al recordar las declaraciones del candidato Dolz, en las que manifestaba la gran labor que su equipo ha hecho a lo largo de estos cuatro años. Orgulloso del trabajo, el candidato señalaba como gran logro, las obras que se están realizando en la ciudad, al tiempo que recordaba que la pandemia había supuesto un gran parón en el normal funcionamiento de un Ayuntamiento. Vale; este último lo compro pero, lo que no me cabe en la cabeza es lo anterior: las obras que se han realizado en la ciudad… ¿A qué llama obras? ¿Tal vez se refiere a la reparación de cuatro baldosas, a la reposición de alguna señal de tráfico, o a la colocación de un bolardo derribado por la maniobra de un vehículo?. Pues si esas obras son a las que se refiere, seguimos en el punto de partida, es decir, en la Cuenca de siempre, la de la resignación. Sí, digo la de la resignación, al ver cómo el resto de provincias ‘hermanas’ se ven favorecidas por sus dirigentes, y la cenicienta pobre sigue decayendo sin que nadie se pare a poner freno a la situación.

Claro que, en los mítines, esto no interesa decirlo, no. Sólo convienen hablar de lo malo que es el rival, esgrimir el fantasma de los recortes y revolver el pasado con la única intención de no hablar del presente y mucho menos del futuro. ¡Tan difícil les resulta reconocer la realidad! ¿Es tan complicado exponer las cosas tal y como son? ¿Algún candidato tendrá el suficiente valor para explicarnos a los ciudadanos el desmantelamiento del tren convencional, la ilusión de la autovía a Teruel, el Palacio de Congresos que prometió Bono….? No sé si en esta semana que queda de campaña, visitará la ciudad algún amado líder del gobierno. Tengo la sensación de que no va a venir nadie a ver cómo estamos. Tal vez sea por falta de tiempo o porque una ciudad pequeña no merece la pena el desplazamiento, ni siquiera sobrevolada con el Falcon. Además, casi prefiero que no venga nadie, porque para escuchar idioteces y promesas, nos sobra con los amados dirigentes que nos gobiernan. Eso sí, si al menos viniera Pedro Sánchez, seguro que nos prometería que Cuenca pronto tendría puerto de mar. No, no se extrañen, el mago de la Moncloa es capaz de eso y de más. Es capaz de pactar con quien haga falta (incluso terroristas), con tal de seguir siendo presidente. Otros, a menor escala, prometen y prometen, con tal de seguir siendo alcaldes. Cuatro años son suficientes para que nos conozcamos todos. ‘Por sus obras los conoceréis’… Palabra de Dios. 

 

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: