La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Vanitas vanitatum et omnia vanitas


La vanidad se define como “la creencia excesiva en las habilidades propias o la atracción causada hacia los demás. Es un tipo de arrogancia, engreimiento, una expresión exagerada de la soberbia”.

A lo largo de la historia, existen multitud de ejemplos referidos a la vanidad e infinidad de escritores que han dedicado capítulos enteros a describir este ‘pecado’ en el que los políticos suelen caer con tanta frecuencia, y no sólo se conforman con cometerlo una vez, sino que reinciden y se vanaglorian. Doble castigo para los culpables.

Si reparamos en las frases célebres que sobre la vanidad se han escrito, cabría destacar la de Mason Cooley, quien dijo: “La vanidad bien alimentada es benévola. Una vanidad hambrienta es déspota”.

Viene a cuento esta descripción a raíz de las declaraciones del incombustible Pedro Sánchez, quien cada día nos sorprende con alguna nueva ‘genialidad’, digna de una mente prodigiosa comparable a la de los grandes mitos (Leonardo, Galileo, Einstein), que con su saber y aportaciones a la humanidad han pasado, por derecho propio, a la historia. A la historia, si, como el insigne líder que nos gobierna ha afirmado que él también pasará “por haber exhumado a Franco”.

Y yo me pregunto: ¿Puede haber mayor signo de vanidad en la afirmación del amado líder? ¿Es posible entrar en la historia con tan escaso bagaje? Pues al parecer sí lo es, porque el amigo Sánchez está tan convencido de ello que le bastará esta anécdota para que en el futuro, las generaciones venideras vayan a buscar en las enciclopedias la figura del inconmensurable político y lean la gran hazaña que realizó durante sus años de mandato.
Y como parecen pocos merecimientos para entrar en la historia, no estaría demás que los historiadores ampliaran un poco más la reseña de su talento y apuntaran también que debe figurar en la galería de los hombres ilustres por ser el político que ha batido el récord de mentiras en un solo día. El presidente que ha logrado gobernar sin que nadie le haya votado. El hombre que ha logrado colocarle un par de frases en inglés al mandatario estadounidense, el cerebro privilegiado, experto en política internacional, que ha conseguido que Marruecos siga tomando por el pito del sereno a España. El inquilino de la Moncloa que en multitud de ocasiones dijo que jamás pactaría con independentistas, ni separatistas… ¡Esos sí que son razones suficientes como para figurar con letras de oro en las páginas de la historia!. Gran líder carismático, referente en nuestras vidas, ejemplo a seguir; faro y guía de nuestro país y garantía de futuro.

Y después de la loa al conductor de masas, vaya de mi parte un pequeño fragmento de ‘Coplas de un payador perseguido’ que dice así: “La vanidad es yuyo malo/ que envenena toda huerta. Es preciso estar alerta/ manejando el azadón/ pero no falta el varón que la riega hasta en su puerta”.

Como colofón, otra frase mítica pronunciada en una película de culto: ‘Amanece que no es poco’, que me permito variar, y sustituir al edil por el ocupante del palacio monclovita: “Pedro, sigue por este camino, que vas bien. Todos somos contingentes, pero tú eres necesario”.  

“Vanidad de vanidades, todo es vanidad”


Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: